Yoga para los ojos

Los ojos son las "ventanas del alma". ¿Cuántas veces hemos oído y aplicado esta expresión? Sin embargo, lo dejamos ahí; es decir, ¿qué tiempo dedicamos a nuestras "ventanas del alma"? Vamos al gimnasio, ejercitamos los músculos del cuerpo, desarrollamos hábitos saludables...¿Y los ojos? ¿Los ejercitamos? Ah, espera! ¿Es que se pueden ejercitar? Pues sí, así es. Y no solo ejercitar, sino desarrollar unas sencillas rutinas que nos ayudarán a dejar las gafas (o prevenir su uso) y recuperar la vista al 100%.


En la cultura oriental (China, India) y en todas las culturas antiguas, se enseñaba la "visión de águila"; esto es, poder desarrollar la visión de largas distancias. Se aplicaba, sobre todo, en los ejércitos antiguos, en los espías y vigías, cuya misión era la de vigilar al ejército enemigo antes de ser descubiertos. Estas personas llegaban a desarrollar una visión perfecta, pudiendo observar los ejércitos enemigos a grandes distancias (se calcula que veían a distancias entre 15 Km a 50 Km). Aunque, por lo general, cualquier persona podía ver fácilmente a distancia y sin problemas.

En las culturas y tradiciones de las tribus africanas, encontramos que no utilizan gafas, salvo aquellas que se han "occidentalizado". Las tribus del amazonas tampoco utilizan gafas y ven perfectamente bien.

Caso curioso en la historia el que hace referencia a los Inuit (mal llamados esquimales) que fueron forzados a "escolarizarse" por el gobierno canadiense. Aquellos que entraron en las escuelas, desarrollaron miopías a los 3-4 meses. ¿El motivo? Sus ojos no estaban acostumbrados a converger forzadamente en distancias cortas, con lo que sus globos oculares se deformaron.

Y así podíamos seguir...

Sin embargo, vamos a partir de nuestra posición actual, occidentalizada.

Problemática actual con la vista.

En la actualidad hay predominio de personas que usan gafas. Incluso las que no las necesitan (ej: las gafas de sol). En Europa, el 40% de la población adulta tiene miopía (estadísticas del año 2017).

Las gafas parecen ser el elemento salvavidas de nuestra visión. Sin embargo, muchas son las que se quejan de las mismas; incluso llegan a utilizar hasta 3 pares de gafas, según la ocasión. Y yo no estoy en contra de las gafas; solo digo que son solución temporal. Y si se previene su uso, mejor.

Según estudios, el 93% de los problemas de la vista son debido a fallos funcionales y, por tanto, remediables con sencillos ejercicios. El 7% restante sí son candidatos a intervenciones mayores, como operaciones quirúrgicas, por ejemplo.

Paralelamente, y según el Instituto de Neurociencias de Alicante, España, en palabras de Luis Martínez, el 80% de toda la información que recibe la persona por sus sentidos, entra por los ojos. No es de extrañar, según la misma fuente, que los ojos (como órgano en conjunto) sean el que más consume del cuerpo humano: entre un 7% y un 8% más que el cerebro y el corazón. Creo que ya son motivos más que suficientes para prestarles un poco más de atención.

Por otro lado, la digitalización exacerbada de la sociedad occidentalizada, ha contribuido a aumentar todavía más la problemática visual. El abuso casi indiscriminado de aparatos de retroalimentación propia (hablamos de celulares, tablets, computadoras, gafas digitales, etc.) conlleva un estado en el que los sentidos, en general, y la vista, en particular, se han "visto" desbordados y superados claramente. Enlace de vital interés: https://www.saludgeoambiental.org/resolucion-1815-consejo-europa

Es en este contexto, que he desarrollado el concepto de "pixelización de la mirada". Es un concepto que viene a definir una forma de ver, incluso un estado de vida: mirada borrosa o vidriosa; falta y debilidad en el enfoque (tanto de cerca como de lejos); mínimos movimientos oculares (llamados movimientos sacádicos); parpadeo mínimo, causando sequedad ocular; dificultad para cambiar el enfoque cerca-lejos o viceversa; alta presencia de TDHA; falta de atención y concentración; dificultad para equilibrar los ritmos circadianos; pérdida de memoria; cambios bruscos de emociones; adicción a estos aparatos; pérdida o disociación de la realidad; dificultad para establecer relaciones humanas. Estos serían los más importantes, aunque también podríamos citar aquellos que merman el resto de la salud de los diferentes órganos corporales.

Por supuesto, no debemos dejar de lado los hábitos que "ayudan" a que nuestra vista sea de tan mala calidad: bebidas azucaradas y energetizantes, azúcar en exceso, sal refinada en las comidas, estrés, sedentarismo, ociosidad, vivir casi todo el tiempo en cubículos o trasladarse de un cubículo u otro (casas, oficinas, malls), pocas posibilidades para mirar al horizontes por unos minutos cada hora, etc.

Soluciones naturales para dejar las gafas y ver bien:

YOGA PARA LOS OJOS.

Actualmente hay muchos métodos para dejar las gafas y recuperar la vista al 100%. El que yo te voy a compartir es un programa que incluye 5 enfoques. Mi experiencia (nunca he usado gafas, pero sí he desarrollé astigmatismo. Ya no tengo, por supuesto) en la búsqueda de métodos para solucionar diversos malestares personales, me ha llevado por un camino de 15 años en el que he ido formándome y descubriendo técnicas y modos de vida que me ayudaron a ser como soy actualmente y ofrecer este programa que he llamado "Yoga para los ojos".


"Yoga para los ojos" es un programa que desarrollo en 6 meses, acompañando, personalmente (en forma de clases o privado y personal) o también online, a las personas en un proceso de maduración natural de la vista; es decir, aprender un nuevo idioma visual con el que dejar de lado las gafas para siempre y recuperar la vista al 100%. Por supuesto, es del todo lógico, si la persona no trabaja en sí misma, no consigue resultados. La metáfora sería el gimnasio: si uno se apunta pero no acude a trabajar el cuerpo, no hay resultados; sin embargo, si acude y lo convierte en hábito, los resultados saltan a la vista (hasta en el escrito, las metáforas toman forma visual).


Este programa, decía antes, se forma a partir de 5 enfoques, que te voy a comentar brevemente aquí:


1.-Noesiología: este enfoque tiene su origen en el dr. Ángel Escudero, médico cirujano español que, desde el año 1972, viene operando a sus pacientes sin anestesia química. Enseña a anestesiar la parte del cuerpo que va a ser operada, desde el momento en que se realiza la consulta y hasta que el cuerpo, la parte operada, vuelve a su estado normal anterior a la cirugía. Esto lo consigue con lo que se conoce como Respuesta Biológica Positiva (RBP) y es consecuencia del acto de pensar en positivo cuando hay una serie de estados corporales adecuados. A saber: respiración abdominal, que activa el nervio vago, que activa a su vez las glándulas salivares sublinguales y submaxilares, secretando una saliva fluida y agradable, como agua. Un vez en ese estado, cualquier pensamiento en positivo y presente, el cuerpo lo acepta al pie de la letra.

¿Y cuál es el beneficio en la vista, se pensará? Bueno, en RBP, hay una serie de signos en la persona, entre las que destacamos la siguiente: Miosis, cuando la pupila está contraída o su tamaño es el adecuado a la luz ambiente. La miosis es un signo relajación, mejora la capacidad de acomodación y la agudeza visual.

El dr. Escudero deja testimonios en su página web: www.noesiterapia.com y en YouTube, con vídeos de sus cursos, conferencias y operaciones.

En el programa, enseñamos a vivir con boca húmeda para mejorar la adaptación de la persona al medio en que vive (no solo de la vista).


2.-Fosfenismo: enfoque que proviene de las investigaciones del dr. Francis Lefebure ( 17 de septiembre de 1916 - 19 de marzo de 1988) médico de los hospitales y del servicio de salud escolar de París y antiguo profesor de ciencias y matemáticas. En sus investigaciones descubrió que el ritmo alterno interhemisférico mejoraba la lateralidad de los hemisferios. Además, descubrió que los Fosfenos (manchas de color cambiante que se quedan grabadas en la retina después de una corta observación de una fuente luminosa adecuada) mejoraban el conjunto de la inteligencia general mediante una serie de procesos fisiológicos en el cerebro; hablamos de la atención, concentración, memoria, creatividad e intuición. El dr. Lefebure hizo fosfenos toda su vida y jamás necesitó gafas. Esto es debido a que los fosfenos producen una relajación de los músculos oculares externos e internos, favoreciendo su colocación adecuada, es decir, en paralelo y mejorando la visión de lejos.

Así mismo, el ritmo alterno interhemisférico favorece la adecuación rítmica de los trabajos en conjunto, potenciando y depurando los ejercicios a realizar con los ojos.

El dr. Lefebure desarrolló una serie de linternas y lámparas que imitan la luz del sol sin calor y que producen unos fosfenos bellos de imitar, persistiendo durante 3 minutos en el campo visual y con unos colores majestuosos. Hacer fosfenos es llevar a cabo lo que llamo "Mindfulness de 3 minutos en colores". Maravilloso y fascinante para la vista.

Soy coach fosfeno pedagogo con la exclusividad para impartir los cursos y distribuir los artículos de Fosfenismo en Panamá, principalmente las linternas y lámparas de luz natural.


Para más información, pueden entrar en las web oficiales:

www.fosfenos.com

www.luminoterapia.science


3.-Método Bates: como su propio nombre indica, proviene del dr. William H. Bates, médico oftalmólogo del principios de s.XX. Este dr. descubrió en más de 30 años de estudio, que el ojo necesita de la mente para ver. Y que el ojo se ajusta y desajusta varias veces a lo largo de un mismo día, con lo que las gafas no tenían sentido; es más, las gafas, perjudican la visión si no vienen acompañadas de trabajos oculares. Los principios sobre los que se asienta son: Relajación, Centralización y Movimiento. Y los ejercicios que se realizan son muchos y variados, para todo tipo de edad. El libro está a disposición de todo el mundo en las librerías.

Una persona famosa, conocida por todo el mundo, y que recuperó la vista con el método Bates, dejando las gafas para no volver a utilizarlas, es el famoso Aldous Huxley, autor del libro "Un mundo feliz". Una vez recuperada su visión, escribió un libro titulado "El arte de ver", en el que recomienda el método Bates y en el que explica por qué los oftalmólogos no aceptan este método, aunque funcione.


4.-Visión Evolución: Enfoque que ha desarrollado un español, llamado Guillermo Peña. Como bien dice, él comenzó a tener problemas con su visión a los 40 años (edad en la que nos dicen que tenemos que hacernos revisión de vista y ponernos gafas), siendo prescrito con gafas para prácticamente todo. A raíz de eso, comenzó a perder vista y sufrir vértigos y mareos. Decidió investigar por su cuenta y descubrió uno de los ejercicios del método Bates con el que encontró alivio. A partir de ahí, en 6 meses, dejó las gafas y en año y medio recuperó la visión al 100%. Hoy dicta cursos y enseña a recuperar la visión con un programa basado en estos puntos:

-Estrés visual o astenopia.

-Emociones negativas muy definidas (nos impiden mejorar)

-Estrés somático (tensión postural y ocular).

-Respiración abdominal: relacionada con el parpadeo y la RBP.

-Aprender un nuevo idioma visual: ver sin esfuerzo, sin juicio.

-Establecer hábitos saludables: comida, caminar, tomar sol o luz solar, naturaleza, aire libre...

-Superar creencias limitantes: presbicia por edad, no!! Gafas de sol, no!!

-Establecer el concepto de precepción sensible a la imagen, no al pensamiento como ahora lo hacemos.


Como el eminente dr. Kaplan, profesor de optometría, escribe en su libro "el poder detrás de tus ojos": "El futuro de los tratamientos de la vista es la conexión entre la visión y las emociones".

Página web de Guillermo Peña: www.visionevolucion.com

También lo podéis encontrar en Youtube.


5.-Yoga para los ojos: como su propio nombre indica, proviene del Yoga, del Hatha Yoga, precisamente. Son una serie de movimientos oculares que algunos profesores de yoga hacen o han traído a occidente. Es curioso que no sean comunes entre los profesores; es decir, solo lo hacen algunos. Aunque en oriente, casi todos los maestros de yoga los hacen como parte de su rutina. Por eso, casi ninguno lleva gafas.

Son ejercicios que están orientados principalmente a los músculos oculares, de tal forma que moviendo los ojos se fortalecen y llegan a "sujetar" correctamente los ojos, permitiendo a éstos volver a su forma normal. Y se realizan en calma y relajación, con respiración profunda (mucho que ver con la RBP del dr. Escudero).

El nombre de Yoga de los ojos no lo encontré a través del yoga, sino por otro lado. Fue en Panamá, en la feria del libro del año 2016, después de asistir a una conferencia magistral de Enric Corbera, que descubrí el libro del dr. Meir Schneider, titulado precisamente "Yoga para los ojos". Y descubrí mucha relación entre los ejercicios del método Bates, de Noesiología y de Fosfenismo. Y lo aplico en mi programa, por supuesto.

El dr. Schneider es israelí y nació con serios problemas de visión. Después de muchas operaciones, los médicos le declararon ciego. A la edad de 17 años entró en contacto con el método Bates y después de 6 meses consiguió ver formas; a los dos años y medio ya tenía un 70% de visión completa. Actualmente tiene carnet de manejar, imparte cursos y escribe libros para ayudar a ver bien. El libro del dr. Schneider lo pueden encontrar en cualquier librería, así como en YouTube hay muchos vídeos de sus cursos y charlas.

Este fue el último click que necesité para cimentar y estructurar mi programa de 5 enfoques.

El programa lo complemento con vídeos, cápsulas de alimentación, información renovada de investigaciones lo más actualizadas posibles, libros recomendados y técnicas que, si bien no están directamente relacionadas con la mejora de la vista, sí ayudan al cuerpo a prepararse para enfocar mejor.


Mi principal aportación es la de unir estos enfoques en uno solo, integrando lo mejor de cada uno para hacer un programa fuerte y sólido. Mi aportación a los ejercicios, es una rutina que denomino: "calentamiento y activación de la cuenca orbital de los ojos". Es una rutina que activa y relaja los ojos para acometer el día, retrasando y llegando a eliminar el cansancio físico y mental, y ayudando a activar los canales energéticos que se encuentran en esa zona y recorren todo el cuerpo. Eso provoca una mejora paulatina de determinados órganos que están en estrecha relación con los ojos: sangre, riñones, hígado, corazón, páncreas, cerebro. El resto, también; pero éstos son los principales. Es por eso, por ejemplo, que al activarse dicha zona y hacerlo como hábito, se llega a normalizar la tensión arterial, se reduce el azúcar en la sangre y se llega a eliminar la diabetes.


Las personas con fibromialgia, encuentran alivio en esta rutina, disminuyendo dramáticamente los niveles de dolor asumibles.

En definitiva, este programa está indicado para personas de 5 años en adelante, sin límite de edad; y que presenten cualquiera de estos problemas: miopía, presbicia, astigmatismo, hipermetropía, ojo vago, glaucoma, estrabismo. Para el resto de problemas como: cataratas, retinopatías, queratoconos, etc., los alivios son grandes.

Ahora sí, si el nervio óptico está dañado, obviamente no se puede hacer nada...por ahora. Seguro que en un breve periodo de tiempo, la humanidad descubre una o varias técnicas para ayudar a ver.

El programa "Yoga para los ojos" lo estoy impartiendo en La Cueva de Sal, en Panamá, en Ave. Cincuentenario. También, a petición, hago sesiones online y/o desarrollo planes personalizados a domicilio.

He adaptado el programa para llevarlo a las empresas y fomentar la salud, dentro del concepto de Bienestar Corporativo. Está especialmente indicado para aumentar el rendimiento hasta el 40% y reducir el absentismo y presentismo laboral.


Si estás interesado en aprender un nuevo idioma visual, dejar las gafas y ver bien, toma nota de mi contacto:

David Alonso Gómez

Coach Fosfeno pedagogo

Correo: davidreikipnl@hotmail.com / david@eimarcreacciones.com

Celular (solo whatsapp): 507 6349-3502

Facebook: Fosfenismo Panamá

Instagram: @fosfenismopa


David Alonso tiene el título de Coach Fosfeno pedagogo, formado por el director de

dr. Lefebure Methods, el sr. Francesc Celma i Girón.


Webs de información sobre luminoterapia y Fosfenos:

www.fosfenos.com

www.luminoterapia.science


Maestro de Reiki Unitario, formado en España con el Maestro Alejandro Tébar.

Master Practitioner de PNL por el I.P.H. de España y Practitioner por Neuroacademia de Panamá.

Es facilitador de EFT o Tapping, formado en España por Luís bueno.

Web de tapping en español: www.efeteando.com


Es facilitador de Noesiología (escuela humanística creada por el dr. Ángel Escudero De Juan, médico cirujano español. La web de noesiología es: www.noesiterapia.com)

David Alonso lleva más de 15 años en el mundo del crecimiento holístico e integral de crecimiento personal. Ha transitado, aprendido e integrado de muchos facilitadores y maestros en diversos artes y expresiones del Ser Humano: biodanza, aikido, Chi Kung, Meditación Trascendental, Kundalini Yoga, ensoñación. Vive en Panamá desde hace 8 años.

Aplica los conocimientos aprendidos de Anthony Robbins, Gregg Braden, Bruce Lipton, Enric Corberá, Wayne Dyer, Guy Claxton (autor del libro "Inteligencia corporal"), Anxo Pérez, Joe Dispenza, dr. Masaru Emoto, dra. Kelly A. Turner, Amit Goswami, John Hagelin, dra. Candace Pert, Ramtha, y de los pioneros en el arte del crecimiento personal: Napoleon Hill y Dale Carnegie.